La emoción de cuando preparas proyectos bonitos

Hoy tengo ganes de compartir las sensaciones que corren en mi interior mientras trabajo preparando nuevos proyectos. Y aún con más ilusión porque es un proyecto compartido y las ilusión, así, se multiplica.

 

Estoy a punto de empezar otra vez el Taller de estimulación musical y masaje infantil. Es un pequeño proyecto que empezamos antes del  verano juntamente con Maria del Espacio Creativo Can Fogarada y ahora hemos perfeccionado. Ahora tenemos a punto un taller de cuatro  sesiones que permita a las familias introducirse en el masaje infantil  a la vez que se goza de las grandes posibilidades de la música. Todo para ayudar a salir al gusanito musical que todos tenemos. ¡¡ Y mañana día 4 empieza un taller !!!

 

Preparándolo me he emocionado

Me emociono pensando que podremos acompañar el masaje a los bebés con música de piano en directo; Me emociono pensando que los buenos momentos  continuaran en las casas de las familias si se animan a incorporarlo en sus rutinas; Me emociono recuperando viejas canciones y juegos de regazo o de tacto que también han acompañado mi infancia.

Y es que mientras trabajamos con papel y boli, Maria y yo no podemos resistir la tentación de entonar las canciones: “yo la canto así”, “¡oh! Yo la cantaba un poco diferente” “esta es la misma melodía que…” y así vamos recuperando y vamos compartiendo. Reconozco que a mi cantar me gusta, me libera y me hace sentir bien.

Durante los talleres de masaje infantil que he ido ofreciendo hasta el momento, a menudo me ha quedado la percepción de que muchas familias creen que no conocen canciones infantiles para cantar a sus bebés. También que a muchas mamás o papás les cuesta creen en sus voces y manos. Y no sé si esperan venir a un taller de masaje infantil con ganas de cantar, pero he decidido que yo quiero transmitir lo que sé y lo que ha hecho vivir, reír y dormir a mi hijo y a mi hija. Por esto me he unido al proyecto de Can Fogarada, que ya llevan muchos años ofreciendo música en familia y también recogiendo los buenos frutos que esto genera.

Con ilusión para empezar, os invito a probarlo o a difundirlo. ¡O quizás a regalarlo! Día 4 empezamos y en noviembre empezará un nuevo taller.

Sin comentarios

Publicar un comentario